• enero 1, 2020
  • KARINA ELIAN
  • 0

Por Karina Elián Salinas

Funky (Bright), 2006. Michal Levy.

“CUANDO ESCUCHO MÚSICA VEO COLORES Y FORMAS Y CUANDO VEO ARTE VISUAL OIGO SONIDOS”. 

Esto es lo que asegura la saxofonista israelí “Michal Levy”, quien ha conseguido a través de la armonía en conjunto con la imagen lograr una de sus grandes metas: visualizar la música.

Este desafío comenzó desde su proyecto de tesis, ya que además de estar vinculada con la música, estudió comunicación visual en la “Academia de Arte y Diseño de Jerusalén”, donde comprendió que una pieza musical compleja, pero con la cual se pudiera jugar, sería perfecta para mostrar su propósito.

Debido a su amor por el jazz esa pieza resultaría ser “Giant Steps”, un clásico de “John Coltrane” grabado en 1959, con la que creó muchos años después, (en el 2001 para ser exactos), una animación del mismo nombre de la melodía, donde representa a las notas con figuras de colores en movimiento bajo una perfecta sincronización.

En esta composición la artista aseguraba que encontró patrones simétricos y hasta matemáticos que debían expresarse visualmente, poniendo profundo interés en cada uno de ellos, tratando de entender lo que sintió Coltrane cuando tocaba.

Este minucioso proceso duró cuatro meses y permitió a Levy trazar diferentes enfoques en el arte y diseño de su animación escuchando la armonía una y otra vez, sobretodo al jugar con los “altos y bajos”, para adaptar a la perfección las figuras con la música.

El resultado fue un corto animado con 20 imágenes formadas de figuras  cúbicas y arquitectónicas, acompañadas de una diversa gama de colores que nos llevan en sincronía por la ejecución de uno de los temas clásicos dentro del mundo sincopado.

En el 2002 el corto animado,  recibió una “Mención Honorífica en la categoría de medios de comunicación electrónicos en el “Festival de Jazz de Arte”, de Nueva York, al igual que también fue presentada en la “Galería Savacou”, y en la “Galería de Arte de Harlem”.

La ovación hacia el trabajo de la artista también vino de parte de “Ravi”, el hijo de Coltrane quien al encontrarla años después de haber terminado el proyecto, le confesó que a su padre realmente le gustaban las matemáticas y la arquitectura, por lo que estaba seguro que hubiera quedado satisfecho con la animación.

Michal Levy encontró en “Giant Steps”, la forma de convertir a la tecnología digital en un vehículo para conectar la música con las artes visuales, convirtiéndose en gran éxito, siendo visto por más de un millón de personas en línea y que se presenta en galerías, revistas y festivales internacionales, pero sobre todo defendiendo su postura al expresar que… “Se puede mostrar lo que se ve, cuando escuchamos”.

DISFRUTEMOS DEL TRABAJO VISUAL DE LEVY CON LA PIEZA DE GIANT STEPS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor

https://www.aultmanfamilymedicine.com/

https://www.visithurleyfarms.com/

https://www.jurnalmudiraindure.com/

https://www.haggar.cl/

https://dosavilas.com/

situs judi bola