• abril 9, 2020
  • MAX IMO ASTUDILLO
  • 0

El exboxeador quiso, en pleno apogeo de su carrera, enfrentarse a un increíble ejemplar de gorila de espalda plateada, pero el jefe de seguridad del zoo no quiso permitirlo. 

Mike Tyson está considerado como uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos, pero su cabeza nunca fue su fuerte. Así ha vuelto a quedar confirmado en una nueva anécdota desconocida hasta el momento, que el propio expúgil norteamericano ha hecho pública: para tratar de enamorar a la que por entonces era su novia, trató de sobornar a un guardia de seguridad del zoo para pelearse con un gorila dentro de su jaula.

https://www.instagram.com/p/B3kuHtCFLEp/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

Corría el año 1988 y, por aquel entonces, hablar de Tyson eran palabras mayores: un boxeador imbatible, con un impresionante récord de 35 victorias y ninguna derrota, al que nadie parecía poder frenar. Sobre el ring era un huracán, lo que le permitió convertirse en el boxeador más joven de la historia en conseguir un título mundial de los pesos pesados. Pero fuera del cuadrilátero, su manera de actuar era tan impulsiva como en competición.

Por aquel entonces, acababa de conocer a la actriz Robin Givens, que en un futuro se convertiría en su mujer. En lo que consideró una cita romántica, el boxeador decidió llevar a la que entonces era su novia al zoológico de Nueva York, donde acudieron a dar una vuelta. Pero una vez allí, a Tyson se le cruzó una idea por su cabeza: ‘¿Qué pasaría si peleara contra un gorila?’. Dicho y hecho, vio la oportunidad de ‘impresionar’ a su chica… con un soborno de por medio.

Así lo confesaba Tyson, quien contaba públicamente una anécdota que nadie conocía hasta el momento: cuando llegó al zoológico, pagó al jefe de seguridad del recinto para que les permitieran al boxeador y a su entonces novia visitarlo a solas, lejos de miradas curiosas. Tras conseguirlo, en plena visita, llegó a la jaula de los gorilas, donde vio a un ejemplar que le sorprendió y con el que trató de pelear.

“Al llegar a la jaula de los gorilas, vi a uno que estaba acosando al resto. Era poderoso, pero sus ojos eran como los de un niño inocente”, aseguró.

Entonces, trató de sobornar al mismo jefe de seguridad para tener una pelea ‘privada’ contra ese espectacular ejemplar: “Le ofrecí 10.276 euros para que me abriese la jaula y me dejará pelear con el gorila, pero declinó la oferta”, afirma. Aunque subió la oferta después, la respuesta fue la misma.

Se trataba, ni más ni menos, que de un espectacular ejemplar de gorila de espalda plateada, un animal poderoso que se encontraba cerca del 1,80 metros de altura y cuyo peso estaba cerca de los 200 kilos. Un animal realmente increíble, pero contra el que el propio Tyson creía que podía vencer. Observar cómo ese ejemplar estaba dominando al resto es, según sus palabras, lo que provocó que decidiera medirse a él, pero el ‘combate’ nunca se produjo.

Mike Tyson siempre ha sido noticia después de que anunciara públicamente su intención de cultivar marihuana en California (EEUU), después de que escasos meses atrás se legalizara su consumo.

Desde entonces, ha aprovechado cada oportunidad mediática para hacer promoción de su nuevo negocio, con el que quiere olvidar la bancarrota en la que se vio sumido en el año 2003, después de haber llegado a tener una fortuna de 300 millones de euros.

Los 10 mejores knockouts de Mike Tyson. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor