• enero 12, 2020
  • Alejandro Delfin
  • 0

Por René Sánchez

En el deporte no siempre se impone la lógica y así pasó en el segundo duelo divisional de la Conferencia Americana porque Baltimore, el mejor de la temporada, que había ganado 14 de 16 juegos y que llegaba con 12 victorias consecutivas, cometió muchos errores y quedó fuera a manos de los Titanes de Tennesse por 28 a 12.

La primera mitad fue una pesadilla para Baltimore. Con 8 minutos del primer cuarto por jugar Lamar Jackson fue interceptado por Kevin Byard en la yarda 19 de Tennesse y termina llevándola hasta medio campo y desde ahí Ryan Tannehill arma su serie hasta conectar pase de 12 yardas con Jonnu Smith para el primer touchdown de la noche y con el extra bien pateado por Greg Joseph los Titanes se ponían al frente 7-0. 

Ya en el segundo cuarto, apenas en la primera posesión los Cuervos se la juegan en 4a y una y no logran el primero y 10 dejando el balón en la yarda 49 de su campo y de ahí surge la gran jugada de Titans con pase de Tannehill de 45 yardas para Kalif Raymond y anotación! 14-0 para Tennesse con otro punto extra de Joseph. 

Hasta el segundo cuarto Jackson sólo tenía 68 yardas por aire y 23 en acarreos propios y de repente halló a Marquise Brown para ganar 30 yardas de un golpe, pero solo pudieron anotar 3 puntos gracias al gol de campo de Justin Tucker desde la 49 y Cuervos acortaba a 14-3.

Lamar empezó a carburar, con pases de 26 y 38 yardas pero sin TD, debiendo recurrir a otro gol de campo para ir al descanso solamente 14-6.

Sin embargo ya en la segunda mitad Ravens cometió el mismo error de jugársela en una cuarta oportunidad en lugar de buscar 3 puntos y les pasó factura pues desde ahí Derrick Henry acarreó para 66 yardas y después él mismo entregó pase de 3 para Davis y anotación de Titanes para aumentar su ventaja a 21-6.

Y otra calamidad le cayó a Baltimore porque capturaron a Lamar y perdió el balón, derivando cinco jugadas después en otro TD de Titanes, del propio Tannehill para el 28-7 y cada vez más cerca de la gran hazaña.

Cerrando el tercer cuarto un desesperado Jackson, con casi 400 yardas totales ya tenía asimismo dos intercepciones, un fumble y un balón perdido además de 6 capturas, y aún así logró anotar por aire haciendo conexión con Hurst para 16 yardas, pero sólo fueron 6 puntos (28-12) porque la conversión falló como todo el equipo durante todo el juego, desde la elección de jugadas hasta la ejecución de las mismas y el número uno quedó eliminado mientras que Tennesse, que no tenía nada que perder, terminó ganando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor

https://www.aultmanfamilymedicine.com/

https://www.visithurleyfarms.com/

https://www.jurnalmudiraindure.com/

https://www.haggar.cl/

https://dosavilas.com/

situs judi bola