En 1964, Pattie Boyd, una super modelo de los años 60, fue seleccionada para participar como una actriz adicional en la película de The Beatles: A Hard Days Night. A pesar de que su participación en la película fue rápida, George Harrison no pudo evitar notar a la hermosa modelo que se parecía a la estrella Brigitte Bardot.

El Beatle la invitó a una cita, pero en ese momento Pattie estaba comprometida con un fotógrafo y rechazó su invitación. Una semana después, terminó su compromiso, volvió a la filmación de la película y finalmente aceptó la nueva invitación de Harrison, y desde entonces la pareja comenzaría un largo romance.

Pattie y George se comprometieron el 25 de diciembre de 1965 y se casaron el 21 de enero de 1966, con Paul McCartney como testigo.

En 1969, George Harrison compuso la canción “Something”, para Pattie. Esta canción es una de las más regrabadas en el mundo del rock y es parte del último álbum de los Beatles, Abbey Road.

En ese momento John Lennon y Paul McCartney quedaron asombrados por la capacidad para componer de Harrison. 

George Harrison llegó a mencionar que Something no la compuso para su entonces esposa. “Escribí la canción y fue el agrado de John y Paul. Hicieron un video promocional de la canción con nuestras parejas, y la gente creyó ese mito que compuse la canción para Pattie”. Mencionó el ex Beatle. 

Desde el año 1968, la relación de los dos no fue muy buena. George, el más tranquilo y solitario Beatle, estaba cada vez más deprimido e involucrado con el abuso de drogas y alcohol, además de acumular cada vez más casos de relaciones extramatrimoniales.

A finales de la década de 1960, Eric Clapton y George Harrison se convirtieron en grandes amigos, comenzando a escribir y grabar canciones juntos. En este momento, Clapton comenzó a enamorarse de la esposa de su amigo. Compañeros musicales recientes, era común verlos componer y tocar en la casa de los Harrison. Eric estaba prestando atención a la mujer herida de su amigo, alabando su ropa, su comida. Siempre había algo bueno que decir en el momento adecuado y una sonrisa.

“Un día estaba con George y me pidió que lo acompañará a Abbey Road por que estaba grabando Gently Weeps (While my guitar Gently Weeps), yo de inmediatamente le dije que no. El me dijo.” Es mi canción y elijo quien participa”. Al final accedí e hice el solo de la canción. Dentro del estudio se encontraba Pattie. Ella le hablaba a George y el solo la ignoraba. Quedé enamorado de inmediato”. Menciona Eric Clapton. 

El sonido de guitarra de Eric Clapton en While my Guitar Gently Weeps. 

Sin embargo, primero se ganó el corazón de su hermana, Paula Boyd, después de un concierto que hizo en Liverpool con la presencia de un par de amigos en la audiencia. Pronto, los dos estaban viviendo juntos, pero el pensamiento de Clapton todavía estaba en Pattie.

Siempre que existía la oportunidad Eric Clapton le enviaba boletos y promovía encuentros ocultos en la ciudad. Fue en una de esas reuniones que introdujo por primera vez la canción “Layla”. Eric, quien nunca fue bueno expresando sus sentimientos hablando, le mostró en ese momento que su inspiración era plasmar lo que sentía en las canciones.

Aquí, Pattie comenta con sus propias palabras cómo fue escuchar a Layla por primera vez:

“Durante la primavera o el verano de 1970, Eric y yo nos veíamos. Un día estábamos caminando en Oxford Street, cuando Eric me dice: ¿Te gustó o solo estás conmigo por que soy famoso? Yo le respondí. Oh yo pensaba que estabas conmigo por que soy famosa. Ambos nos reímos, el siempre tenía la dificultad de hablar acerca de sus sentimientos.

En vez de eso él escribía letras y hacía música. En una de nuestras salidas “secretas” me llevó a un departamento en South Kensington en Londres.

Eric quería que escuchara una canción que había escrito, sacó una grabadora, subió el volumen y tocó la canción más poderosa que hubiera escuchado era Layla. Era de un hombre que se había perdidamente enamorado de una mujer que ama, pero no esta disponible.

Lo primero que pensé fue, Dios todo mundo sabrá para quien es. Me sentí incomoda por que me estaba presionando a tomar una dirección incierta si debía de ir. Pero había algo dentro de mi acerca de la realización e inspiración, que tenía tanta pasión y creatividad. No me podía resistir. 

Aquella noche fui a una fiesta en casa de Robert Stigwood en Stanmore en el norte de Londres. George dijo que no quería ir.

Eric estaba ahí y me sentía eufórica por lo que había pasado al mediodía, pero también me sentía profundamente culpable. Más tarde esa noche George apareció, estaba preguntando. ¿Dónde está Pattie? El estaba a punto de irse cuando me vio con Eric en el jardín.

El se acercó y nos dice. ¿Que esta pasando? Eric responde. Tengo que decírtelo, estoy enamorado de tu esposa. George estaba furioso, se da la media vuelta y me dice. Y bien… ¿Te vas con el o te vas conmigo? Yo le respondí. George me voy contigo a casa”. 

George y Pattie se separaron en 1977. Ella declaró que su decisión de terminar el matrimonio se debió a las diversas infidelidades de su esposo, que culminaron en un asunto entre George y la esposa de Ringo Starr, Mauren Cox.

Después del final de su relación con Harrison, Pattie se involucró con Clapton y en 1979 se casaron. Sus dificultades en el matrimonio fueron enmascaradas por el público.

En una ocasión, cuando vivía con el guitarrista antes de casarse, el estrés emocional que comenzó a sufrir los vicios de Clapton le hizo preguntarse si había cometido un gran error al dejar a George Harrison e incluso llamó al ex Beatle, pero colgó. Cuando Eric apareció en el dormitorio.

Después de cinco años de matrimonio, ella lo abandonó y los dos se divorciaron en 1989 después de varios períodos de separación y reconciliación. Su petición de divorcio se basó en el profundo alcoholismo de su esposo y sus traiciones. Después de haber pasado por dos relaciones problemáticas, Pattie se convirtió en fotógrafa profesional y trabaja para varias revistas en Inglaterra.

Aparte de Layla, Clapton escribió Wonderfull Tonight dedicado a Pattie. 

La declaración de Pattie fue un extracto del documental “Living in The Material World” hecho por Martín Scorsese. 

Llegamos así a la parte final de este Especial Odisea Musical. Yo soy Alex y solamente me queda decirte portate mal y cuidate bien, quédate el resto de tu día con la mejor información de Odisea Deportiva. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor

https://www.aultmanfamilymedicine.com/

https://www.visithurleyfarms.com/

https://www.jurnalmudiraindure.com/

https://www.haggar.cl/

https://dosavilas.com/

situs judi bola

https://ahteikdurian.com/