bonus new member sbobet slot bet 100
CHIVAS SIGUE LA TRADICIÓN – dolphin all sport

En la categoría Sub-20 de las Chivas está registrado un portero que nació en Francia y no ha faltado, como otras veces, quien asegura y acusa que el Guadalajara está traicionando su larga tradición de jugar solamente con futbolistas “mexicanos”.

Y aquí el primer problema sería de fondo y no de forma, ya que el jóven guardameta de nombre Víctor André Alcaráz Díaz, ciertamente nació fuera de nuestro país, en la población dd Languedoc-Rousillion, región costera del sur de Francia cuya capital es Montpellier, pero este hecho no impidió que pudiera ser registrado en el sistema de la Liga MX como “Formado en México” simplemente porque al ser sus padres mexicanos por nacimiento y haberlo tenido en dicho lugar cuando estudiaban y trabajaban allá, sus derechos como un compatriota mas no cambian ya que cuenta con ambas nacionalidades, francesa y mexicana, y además porque solamente vivió en territorio galo durante dos años, por lo que prácticamente toda su aún muy corta carrera como futbolista la ha hecho en México y con Chivas desde la categoría Sub-13, que es finalmente lo que exige el reglamento de competencia en su apartado sobre la forma de registro.

Además conociendo la historia del Rebaño Sagrado ó por lo menos revisándola cuidadosamente, cualquiera sabrá que éste no es el primer caso de jugadores que naciendo en el extranjero han jugado con el Club Guadalajara sin romper su tradición mexicanista. 

Sucedió con el portero Eduardo Fernández, con Gerardo Mascareño y con Jesús “El gringo” Padilla y actualmente con Miguel Ponce, quienes nacieron en El Paso, en Maryland, en San José y en Sacramento, California respectivamente, pero siendo todos de padres mexicanos, de sangre y origen mexicanos y formándose como jugadores en nuestro país, con todos los derechos y obligaciones como cualquier otro. 

Y así como ellos hay muchos otros jóvenes en el equipo tapatío y en fuerzas básicas que cuentan con doble ó triple nacionalidad y que no rompen, pese a las dudas de algunos, con dicha tradición, aunque eso sí, para jugar en este club deben, desde el 2012 cuando se actualizaron los estatutos del Club, renunciar a las otras nacionalidades. 

Caso aparte fue el de Hans Friessen Wutteke, un jugador de piel muy blanca y cabello rubio que vistió la playera del Guadalajara en la temporada 1971-72 y a quien todos confundieron como el primer extranjero en el Club, sólo que el delantero, de abuelos alemanes y padres mexicanos (papá de Chihuahua y mamá de Sonora), había nacido en la Perla Tapatía. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *