• marzo 27, 2020
  • KARINA ELIAN
  • 0

Estamos en un buen momento para hablar sobre nuestro planeta, vivimos momentos de alta tensión y transformación y es un obligado ahondar en los temas ecológicos. Pero ¿qué hay de esas hipótesis sobre vida en otros planetas?

El 12 de Marzo del 2013 se daba a conocer las primeras muestras de roca marciana recogidas por el robot Curiosity de la NASA, demostrando que el planeta rojo pudo albergar microbios vivos en el pasado. 

Los científicos de la misión de la agencia espacial estadounidense identificaron nitrógeno, hidrógeno, oxígeno, fósforo y carbono, elementos que se consideran básicos para la vida, todo ello tras recoger el polvo después de taladrar una roca en el cráter Gale de la superficie de Marte.

Era de esperarse que tras todo este estudio surga siempre la interrogante que hasta nuestros días siempre nos hace tanto ruido en el pensamiento colectivo, ¿Existe la posibilidad de vida en Marte?

La respuesta hasta el momento por parte de los científicos fue afirmativa, ya que justamente el científico Michael Meyer quien encabezaba dicho programa de exploración de la NASA, lo declaró en una rueda de prensa celebrada en Washington en este 2013.

Tras sus declaraciones pudo aclararse que los indicios de este entorno habitable surgieron de los datos proporcionados por los instrumentos con los que está equipado el Curiosity para analizar muestras de roca e identificar sus componentes químicos.

Por lo cual los datos recogidos por el robot indican que en la zona explorada por el vehículo robótico existió un río o lago antiguo que pudo proporcionar condiciones favorables para la vida microbiana en el pasado de Marte. La roca analizada contiene minerales arcillosos, minerales de sulfato y otros elementos químicos que pudieron favorecer la existencia de vida, y a diferencia de otras regiones de Marte, no era un entorno demasiado salado o ácido.

Todo este estudio sorprendió a los científicos al encontrar las mismas sustancias químicas que en la tierra permiten vivir a muchos microbios, incluso Paul Mahaffy; otro de los nombres que supervisaron la misión destacó que:

“La gama de ingredientes químicos que se ha identificado en la muestra es impresionante, y sugiere maridajes tales como sulfatos y sulfuros que indican una posible fuente de energía química para micro-organismos”.

Obviamente estos datos siempre dan esperanza al saber que en este planeta por demás impresionante desde su color, textura e historia, puede existir una especie de vida de la cual somos totalmente curiosos por descubrir y aventurarse en la posibilidad de conocer nuevas especies planetarias.

La duda sería si encontramos que realmente el suelo marciano es lo suficientemente aceptable para vivir, ¿haríamos lo mismo que hasta hoy hemos logrado con la tierra, o esta vez sí haríamos lo correcto?

Radical pregunta, difícil respuesta pero nos resulta un tanto obligada, pues el paso de las malas decisiones respecto al tema ambiental nos siguen y seguirán pasando factura, y eso, ¡eso! ya no tiene marcha atrás. 

Sino recordemos las extremas temperaturas, nuestros mares contaminados, las especies en extinción, y qué decir de las intensas lluvias, donde más que conducir al cabo del tiempo tendremos que navegar. Nos puede parecer gracioso, pero en la realidad ¿qué estamos haciendo para aliviar a nuestro planeta?

Vivimos una época de profunda introspección, pensemos más en nuestro planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor

https://www.bluehillsmedical.com/

https://www.visithurleyfarms.com/

https://www.jurnalmudiraindure.com/

https://www.haggar.cl/

https://dosavilas.com/

situs judi bola