• diciembre 23, 2019
  • Alejandro Delfin
  • 0

Por René Sánchez

De cara a la temporada de los grandes cambios, la del 2021, la Fórmula 1 analizará proyectos de equipos nuevos, pero será exigente y no permitirá que cualquier duda sobre su solvencia económica y su viabilidad financiera se pase por alto, para evitar el “desastre” del 2010.

En 2010 fue cuando algunas escuderías modestas intentaron competir contra los grandes monstruos de la categoría y sucumbieron tanto en lo deportivo como en su contabilidad interna, explotando sus sueños tan rápido como lo fue su llegada al máximo circuito. 

En aquella ocasión, hace 9 años, Manor, Caterham y HRT, llegaron a la F1 con grandes esperanzas, objetivos y metas, pero no pudieron con el paquete y prácticamente a media temporada ya habían perdido estabilidad y solvencia, obligando a los organizadores del Gran Circo a tomar decisiones drásticas como acortar las parrillas de salida con menos autos y pilotos. 

Actualmente son 10 los equipos en el máximo circuito del automovilismo y 20 los pilotos que compiten cada Gran Premio del calendario, pero hay un plan de aumentar a 12 escuderías y de tener 24 conductores en la pista que realmente puedan competir y no solamente salir a dar vueltas a las pistas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor

https://www.aultmanfamilymedicine.com/

https://www.visithurleyfarms.com/

https://www.jurnalmudiraindure.com/

https://www.haggar.cl/

https://dosavilas.com/

situs judi bola

https://ahteikdurian.com/