En este inicio de mes se cumple el aniversario de la transmisión en la BBC de uno de los conciertos más significativos de la era beatlemaniaca, siendo una presentación que rompió todos los récords.

Siendo precisos, el 15 de agosto de 1965, se produjo uno de los acontecimientos más importantes de la historia del rock, el concierto de los Beatles en el “Shea Stadium”. Un concierto mítico, que estableció lo que más tarde comenzaría a ser el negocio de la música en directo en grandes recintos abiertos. Sin duda, un punto de inflexión en la historia del rock. 

Este concierto fue el primer show de la segunda gira que la banda hizo por Norteamérica. Una gira que les llevaría a recorrer varias ciudades de Estados Unidos y Canadá a lo largo de 11 fechas. 

LOS FAMOSOS CUATRO OCUPAN ESTADIOS DEPORTIVOS

Varios fueron los conciertos realmente especiales que dieron los Beatles durante esa segunda gira por Norteamérica de 1965.  Entre ellos los dos shows que realizaron en el Hollywood Bowl de Los Ángeles los días 29 y 30 de agosto y, sobre todo, este mítico en el Shea Stadium, siendo la casa del equipo de béisbol de los Mets de Nueva York. 

Viendo el éxito que había teniendo la banda en otros países y en su anterior gira por Estados Unidos, los promotores idearon una ambiciosa programación que incluía, por primera vez en la historia, algún concierto en un estadio deportivo.

El desafío era tremendo. Un auténtico salto al vacío sin red y sin saber qué había en el fondo. Nunca se había hecho nada parecido, así que no se había creado la necesidad de fabricar equipos de sonido, de luces, escenarios, pantallas… y todo lo que hoy estamos acostumbrados a ver en un concierto en un gran estadio.

SONIDO QUE ATRAVESABA EL DOMINIO DEPORTIVO

En 1965 la Beatlemanía estaba en su punto álgido y la mera presencia de los cuatro muchachos de Liverpool, sin siquiera abrir la boca, provoca gritos, llantos y desmayos varios. Por otro lado, jamás nadie ha dado un concierto en un estadio deportivo ni ante tanta gente. Por lo que, tampoco existen equipos de sonido, ni de luces, ni nada parecido para hacer frente a semejante show.

este estadio albergo a los Beatles, en el 2008 se vendieron los asientos a coleccionistas a 900 dólares el par.

EL CUARTETO DE LIVERPOOL EN LA CASA DE LOS METS EN NUEVA YORK

Para hacernos una idea, la marca de amplificadores Vox había fabricado en exclusiva para los Beatles, amplificadores especiales de 100. Al no existir equipos PA, el sonido se sacó por la megafonía del estadio, por donde anunciaban los cambios de los jugadores y esas cosas.

Si sumamos todo lo dicho antes, el resultado era más que evidente. Y es que los gritos de los fans impedían que se escuchase prácticamente nada de la música.

Entre la histeria colectiva, John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Star atravesaron el campo de juego del estadio hasta el escenario. En las imágenes que existen se puede ver a los cuatro integrantes alucinados al salir al campo ante tanta gente. 

El 15 de agosto de 1965 el Estadio lleno y la locura.

Cosa que era muy común en cada presentación del cuarteto más famoso del mundo, recordemos parte de esa presentación en el Shea Stadium en pleno apogeo de los años sesenta.

https://youtu.be/g8hbtaW-kAY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor

https://www.aultmanfamilymedicine.com/

https://www.visithurleyfarms.com/

https://www.jurnalmudiraindure.com/

https://www.haggar.cl/

https://dosavilas.com/

situs judi bola

https://ahteikdurian.com/