Por René Sánchez 

El campeón de la Copa Libertadores de América, el Flamengo de Brasil, es el primer finalista del Mundial de Clubes 2019 que se realiza en Qatar.

En el Estadio Internacional Khalifa de Doha, el equipo sudamericano venció 3 a 1 a un digno rival como lo fue el Al-Hilal de Arabia Saudita que hizo ver mal por un buen rato a los rojinegros, pero al final pesó la mayor experiencia y capacidad del equipo del portugués Jorge Jesús que así esta listo para buscar el título el próximo sábado 21. 

La primera parte fue totalmente para el conjunto árabe, que con buen toque y sobre todo gran dinámica se adueñó de la pelota y del terreno de juego, de los rebotes en medio terreno y de los espacios abiertos por los costados que dejaban los laterales brasileños y así después de un primer aviso de Salem Aldawsari y del francés Bafetimbi Gomis que voló su remate frente a un arco vacío, finalmente caería el primer gol del encuentro tras una gran apertura de Sebastian Giovinco al costado derecho, y un mejor pase diagonal retrasado para el propio Salem, que logró con un desvío de por medio batir el marco de Diego Alves para un merecido y justo 1-0 para Al-Hilal al minuto 18.

Flamengo no existió en el primer tiempo. Sus figuras no pesaron. Gabriel Barbosa se la pasó reclamando desesperado por la marca precisa de los asiáticos. Nadie tuvo la calma suficiente para bajar el ritmo frenético del equipo del rumano Razvan Lucescu. 

Sin embargo en la segunda mitad la historia fue totalmente diferente. Flamengo se olvidó de discutir con el árbitro y se puso a jugar como lo sabe hacer y la respuesta llegó pronto porque una fabulosa combinación les dió el 1 a 1 con definición del recién ingresado uruguayo Giorgian De Arrascaeta al minuto 48 y todo parecía volver a su cauce normal. 

Al-Hilal quiso responder como en la primera mitad, pero ya no le alcanzó el esfuerzo ni el futbol y recibió un segundo gol a los 77 con gran centro de Gaby Barbosa que remató sin marca Bruno Henrique para explotar de alegría. 

Y todavía vendría un tanto más, autogol de Ali al 81 para dejar cifras definitivas de 3-1, rompiendo el sueño árabe, confirmando el objetivo brasileño y poniendo a Flamengo en la final ante Liverpool o Monterrey. 

En el otro partido del día en el mismo escenario de Doha, por el quinto lugar del Mundial de Clubea, el Esperance de Túnez goleó y humillo.a Xavi Hernández y su Al-Sadd con un contudente 6 a 2 con triplete de Elhouni y doblete de Badri y con este resultado el club tunecino se apoderó del 5o sitio dejando a los qataríes en el sexto y al debutante de Nueva Caledonia, el Hienghéne Sports en 7o y último lugar del certámen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor