• junio 12, 2020
  • Alejandro Delfin
  • 0


420 tenistas de todo el mundo se reunieron virtualmente por la plataforma Zoom con las autoridades de la ATP y la WTA, así como de la USTA, la Asociación de Tenis de los Estados Unidos, para discutir sobre el formato y muchos otros detalles de la realización del único Grand Slam que queda en el desmadejado calendario tenístico oficial del 2020, el US Open.
Primero se informó que esta firme la idea de iniciar el Abierto Estadounidense el 31 de agosto para terminarlo el 13 de septiembre, sin embargo muchos jugadores, entre ellos Novak Djokovic, externaron su temor, preocupación, pero también molestia por tener que estar cerca de un mes encerrados en un cuarto de hotel (de lujo) en la ciudad de Nueva York y en el barrio de Queens, una de las zonas más afectadas por la pandemia. 
El serbio planteó incluso la posibilidad de no asistir, lo que derivó en muchos comentarios a favor y en contra, en críticas por su aparente falta de solidaridad, pero también en felicitaciones por pensar primero en su salud y la de su familia.
Se dice que para convencerlo los organizadores del certamen preparan un jugoso aumento en la bolsa de premios, en general y en específico para el actual número uno del mundo, aunque al parecer también esta oferta se le haría al no.2 del ranking, el español Rafael Nadal, que también señalo días atrás que si hoy arrancara el torneo él no viajaría a la gran “urbe de hierro”.
En otros temas se habló del traslado de jugadores y sus equipos de trabajo en vuelos charter o privados desde Europa o cualquier parte del mundo, del hospedaje en un sólo hotel dentro del aeropuerto local, de uso de mascarillas, gel, de realización constante de pruebas, de que sólo un integrante del staff de cada jugador podrá ingresar a las canchas de Flushing Meadow, de que NO habrá acceso a aficionados y muy pocos espacios para la prensa, de alimentación exclusiva con extrema vigilancia en su preparación, etc.
En cuanto al formato se acordó que no habrá Qualy, es decir, etapa eliminatoria, reduciendo además el draw en dobles a solamente 24 parejas y con la promesa de compensar o indemnizar con dos millones de dólares (1.75 millones de dólares), a los 350 tenistas afectados con esta decisión y descartándolos de competir y aspirar a lo más alto.
Todo esto y una propuesta de calendario, tanto varonil como femenil, que le enviaron a cada jugador se aprobará o descartará el próximo 15 de junio, fecha de la siguiente reunión cumbre del deporte blanco y en la que todos lo que quieran podrán hacer comentarios o nuevas propuestas para la vuelta oficial del tenis a las pistas. 
Propuesta de calendario varonil:

10-16 agosto: Washington

17-24 agosto: Cincinnatti (será en NY)

31 ago-13 septiembre: US Open

13-19 septiembre: Madrid

20-26 septiembre: Roma

27 septiembre-11 octubre: Roland Garros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor