• febrero 12, 2020
  • MAX IMO ASTUDILLO
  • 0

Por Alex Rodríguez 

Todos tenemos esa historia de dolor que por más que intentemos cerrar, siempre será como echarle limón a la herida. Siempre nos va a doler “esa” persona que se fue, ya sea porque así lo decidió o porque a veces la vida nos enfrenta a circunstancias que nos darán aprendizaje a través del verdadero sufrimiento.

A veces, el vínculo con alguien es tan grande que incluso después de su partida, el legado perdura. Tal es el caso de Pink Floyd quienes hicieron historia con muchas canciones que conectan con lo más profundo de nuestra vida, pero solo una nos hace saber cuánto dolió la ausencia de una persona en específico. Todos hemos dedicado esta canción o al menos, la hemos escuchado en dolor cuando añoramos a alguien.

“Wish You Were Here” es una de las canciones más importantes de la historia que sin duda sobrevivirá a la prueba del tiempo, por el impacto que sigue causando en generación tras generación. 

Probablemente se trata de una de las canciones más simples en estructura y composición musical que entregó una de las bandas que acostumbró a su público a sonidos verdaderamente complejos, pero ese factor de sencillez y lo mucho que conecta con aquél que la escucha es la mejor forma de adentrarse al vasto mundo musical que creó Pink Floyd.

Cuando hablamos de Pink Floyd, algunos piensan inmediatamente en David Gilmour o Roger Waters. Sin embargo, la canción que también titula al disco homónimo pone en el foco a Syd Barret, el genio detrás de los primeros pasos de la banda y a quién Waters dedicó un poema mientras veía como su amigo se marchaba poco a poco a un lugar donde no podría seguirlo: a la pérdida de la razón.

“Wish You Were Here” es uno de esos casos raros de colaboración entre Waters y Gilmour que incluso, Roger siguió tocando en solitario luego de que salió de la banda. Es un testigo del verdadero dolor de ver a Barret hundirse poco a poco en la locura hasta el fatídico episodio en el que Syd, luego de haber abandonado a sus compañeros, apareció en el estudio mientras grababan con una apariencia totalmente diferente, sin cabello y con las cejas afeitadas. Esto causó un shock emocional a todos porque simplemente nadie lo reconoció en un principio. Aunque no se supo a ciencia cierta, se dice que Barrett padecía esquizofrenia, psicosis, trastorno bipolar y síndrome de Asperger y que fueron disparados por su abuso del ácido lisérgico.

Waters y Gilmour empiezan la canción con pasajes donde le dan a entender a Barrett que tiene opciones y que la vida a veces puede parecer difícil, pero vale la pena vivirla y es él mismo quien se está cegando de esto al ir por un camino desenfrenado. Pero la personalidad adictiva de Syd hace que él esté reacio a entenderlo o incluso a escucharlo.

Las voces en la cabeza de Syd simplemente le impiden ver que tiene la oportunidad de hacer algo grande, de seguir a sus héroes en la música. Los remplaza por fantasmas en forma de alucinaciones y se aferra a las viejas experiencias que ahora son cenizas porque lo que pasó, pasó. Se niega a crear nuevas y mejores y decidió olvidar su “pequeña” contribución en algo enorme como es Pink Floyd, quienes en ese momento estaban en el apogeo de su fama. Syd decidió protagonizar en solitario un acto que lo llevará al olvido. La canción le pregunta si es demasiado tarde para regresar.

“Wish You Were Here” es un vistazo a la nostalgia en el que Pink Floyd reconoce su fama mundial en ese punto de su carrera y lamenta que Syd Barrett no haya podido con ella. Estaban cosechando los frutos de una parte icónica de la banda y deseaban que aquél que los puso en el mapa estuviera ahí para compartir con ellos porque al final, si decides no ampliar tus horizontes y negarte a la realidad, la vida sigue siendo la misma, con los mismos miedos y errores que cometes una y otra vez. Con los años puedes ganar experiencia o no ganar absolutamente nada, todo depende si te aferras a tu zona de confort. Pink Floyd quería a su compañero para saborear las mieles del éxito, pero obtuvo en consecuencia a un fantasma que los visitó mientras grababan en el estudio.

Sin duda, el dolor de la pérdida se amplifica cuando la persona a la que amas, se va sin control alguno a un limbo del que casi nadie puede salir. Pero el verdadero poder de esta canción radica en lo mucho que puede significar para el que la escucha, porque se volvió mucho más grande que Roger Waters, David Gilmour y Syd Barrett. ¿Qué significa para ti?

https://youtu.be/tiF-q2h7tSA


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor

https://www.bluehillsmedical.com/

https://www.visithurleyfarms.com/

https://www.jurnalmudiraindure.com/

https://www.haggar.cl/

https://dosavilas.com/

situs judi bola