• septiembre 3, 2020
  • Alejandro Delfin
  • 0

La quinta jornada de la Tour de Francia quedará marcada por la “huelga” activa de todos los competidores, que a modo de protesta por las irregularidades que han surgido en la competencia, tomaron la salida normalmente en Gap para después y durante casi todo el recorrido rodar sin apuro, sin fugas ni escapadas, sin competlr, charlando entre sí con risas y bromas evidentes, en una entendible pero al mismo tiempo vergonzoza actitud que terminó por ahí de los últimos 8 kilómetros (del total de 185) en los que comenzaron los sprints de los velocistas en búsqueda de la meta de Privas que alcanzó primero el belga de 25 años y 1.87 de estatura, el “Gigante” Wout Van Aert, seguido del neerlandés Cees Bolt y del irlandés Sam Benett además del eslovaco Peter Sagan en el cuarto lugar.
Otro incidente negativo en la 5a etapa fue la tontería del francés Julian Alaphilippe, quien perdió el maillot amarillo de líder no por su mal desempeño sino por olvidar el reglamento y tomar un bidón de agua en una zona restringida, a 17 kilómetros de la meta, por lo que fue sancionado con 20 segundos por “avituallamiento indebido” con lo que prácticamente perderá cualquier posibilidad de ganar la carrera.  

El nuevo líder de la clasificación general y portador en la 6a etapa del deseado maillot amarillo será ahora el británico Adam Yates del equipo Mitchelton Scott, seguido del par de eslovenos Primoz Roglic y Tadej Pogacar, con el francés Guillaume Martin en cuarto sitio y el campeón defensor, el colombiano Egan Bernal ahora en 5° lugar, cercano y amenazante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

rtp slot gacor

https://www.aultmanfamilymedicine.com/

https://www.visithurleyfarms.com/

https://www.jurnalmudiraindure.com/

https://www.haggar.cl/

https://dosavilas.com/

situs judi bola